Appunti per Scuola e Università
Umanistiche
Appunti e tesine di tutte le materie per gli studenti delle scuole medie riguardanti le materie umanistiche: dall'italiano alla storia riguardanti le materie umanistiche: dall'italiano alla storia 
Scientifiche
Appunti, analisi, compresione per le scuole medie suddivisi per materie scientifiche, per ognuna troverai appunti, dispense, esercitazioni, tesi e riassunti in download.
Tecniche
Gli appunti, le tesine e riassunti di tecnica amministrativa, ingegneria tecnico, costruzione. Tutti gli appunti di AppuntiMania.com gratis!
Appunti
umanistiche
Bambini Comunicazione Comunicazioni Ecologia ambiente Educazione pedagogia
Etica moralita Francese Gioco Grammatica Inglese
Latino Letteratura italiano Personalita Portoghese Risorse umane
Sociologia Spagnolo Storia Tedesco


AppuntiMania.com » Umanistiche » Appunti di Spagnolo » Chiara lubich y el movimiento de los focolares

Chiara lubich y el movimiento de los focolares




Visite: 1165Gradito: [ Medio appunti ]
Leggi anche appunti:

Appunti di spagnolo


APPUNTI DI SPAGNOLO Prima unità   GLI ACCENTI Parole tronche,

Chiara lubich y el movimiento de los focolares


CHIARA LUBICH Y EL MOVIMIENTO DE LOS FOCOLARES 1 La historia Chiara Lubich

Spagnolo: ripasso generale


SPAGNOLO: RIPASSO GENERALE IMPERATIVO AFIRMATIVO -ar   toma, tome, tomad,



Scarica gratis Chiara lubich y el movimiento de los focolares

CHIARA LUBICH Y EL MOVIMIENTO DE LOS FOCOLARES

1 La historia

Chiara Lubich nació en 1920 en Trento (Italia), de padres tipógrafos. Su madre fue una ferviente cristiana y su padre un socialista convencido. Su hermano Gino entró a las filas de los partisanos y fue periodista del periódico comunista “L‘ Unita”.



Diplomada como maestra elemental (1938), Lubich empieza enseguida a enseñar, apasionada de la verdad, se inscribe en la facultad de filosofía de la universidad de Venecia. En 1939 estalla la segunda guerra mundial que le impide continuar sus estudios.

Mientras la ciudad de Trento fue arrasada por los bombardeos aéreos, Lubich y un grupo de amigas experimentan que todo es, como dice el Evangelio: “Vanidad de las vanidades”[148] todo pasa. Una de ellas se preparaba para su boda, pero el novio no vuelve del frente de batalla; un otra quería terminar de construir su casa, pero ésta fue destruida, la misma Lubich es impedida de lanzarse de lleno en sus estudios.

Así entre bombas, estallidos y muertos, se preguntaban si podría existir un ideal por el que mereciera la pena entregar la propia vida, un ideal que ninguna bomba pudiese destruir.

“Sí. Existe. Es Dios. Dios que se revela fuertemente, en medio de las matanzas, fruto del odio, porque Él es: Amor. Decidimos hacer de Él, el ideal de nuestras vidas”[149].

Lo que ha sucedido después podemos comprenderlo por las palabras de la misma protagonista, invitada sin parar a dar su testimonio en los contextos y entornos más variados, desde los santuarios más concurridos hasta las mezquitas musulmanas, desde las sinagogas más famosas, a las universidades y a los monasterios budistas, desde Aulas Magnas, a la sala Schuman del Palacio de Europa, a la prestigiosa sala del Edificio de Vidrio de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), etc.

“Dios es Amor. Este el redescubrimiento que nos ha hecho sentir Dios a nosotros, primer grupo de jóvenes, alguien no muy diferente a nosotros, sino parecido, cercano, presente en todas las circunstancias de la vida. Este es el primer anuncio que dimos a los que encontrábamos: Dios te ama, ‘cuenta hasta el cabello de tu jefe Pera ante este infinito amor de Dios nos ha venido espontáneamente contestarle con nuestro amar. Y se lo puede amar poniendo en práctica su Palabra. () Jesús nos asegura: «pidan y les será dado»[150]. Pedíamos para los pobres e íbamos cada vez más llenas de bienes de Dios: pan, leche en polvo, mermelada, leña, ropa, que llevamos a quienes tenían necesidad de ellos. Un día, y éste es uno de las primeras episodios que siempre se cuenta, un pobre me había pedida un par de zapatos ns 42. Sabiendo que Jesús se identificó con los pobres, me dirigí a Dios en una iglesia con este ruego: «me das un par de zapatos ns 42 para Ti en aquel pobre» A la salida una señorita me entrega un paquete. Lo abro: había un par de zapatos ns 42. Es este una de los millones de episodios parecidos que luego se sucedieron en los años.

«Dad y os será dado»[151], habíamos leído un día en el Evangelio. Dábamos lo que teníamos y regresaba multiplicado. Una vez había en casa unas manzanas. La dimos a los pobres, y al poco rato llega una bolsa de manzanas. Distribuimos inclusa esas manzana a los pobres y de pronto llega una maleta de manzanas Y así sucedía con otras cosas: se las dio y se nos fue dado. tEntonces el Evangelio es verdadero! Jesús mantiene también hoy sus promesas. Estas excitantes experiencias evangélicas pasaron de boca en boca. Y quien se encontraba con esta nueva realidad eclesiástica, que estaba naciendo, no se encontró ante todo un Movimiento, ni tampoco una comunidad. Quien la encontró, se halló frente a la valiente y verdadera palabra de Jesús vivo entre nosotros, fiel a sus promesas. () Incluso en el atractivo que emanaba de todo el Evangelio, éramos golpeadas por algunas Palabras de Jesús que se podían sintetizar así: amar a Dios con toda corazón, amar a cada prójimo como a nosotros mismos, amarnos recíprocamente, con la medida propuesta por Jesús: hasta estar prontos a morir el uno por el otro; acoger y engendrar, como dijo Paulo VI; la presencia espiritual de Cristo en medio de nosotros, porque Él prometió estar dónde dos o tres se unen en su nombre (Cf Mt 18,20), es decir en su amor; entrega como modelo de amor al prójimo el amor más manifiesto: Jesús crucificado; realizar la unidad tomando como modelo a la Santísima Trinidad, o sea establecer relaciones entre personas en las cuales la diversidad es la riqueza, y la individualidad de cada uno florece en la abertura y en el don al otro.

En un episodio de aquella época se precisa bien nuestra vocación a la unidad. Un día nos encontrábamos en un sótano, para protegernos de los peligros de la guerra, y abrimos al azar el Evangelio y nos encontramos frente al solemne ruego de Jesús al Padre: «Padre santo (.) que todos sean una sola cosa como lo somos nosotros»[152]. Y tuvimos la certeza de que nacimos para aquella página del Evangelio, para concurrir así a la unidad de todos. Ella habría sido la carta magna del nuevo Movimiento”[153].

Nace así una nueva espiritualidad, la espiritualidad de la unidad. Hoy podemos decir que la vida entregada a ella ha tenido y tiene una incidencia notable en el campo eclesial, civil, político, económico, social, etc., cuya incidencia ya estaba presente desde las primeras experiencias, basta considerar la práctica de la comunión de los bienes vivida desde el principio.

“Para vivir esta espiritualidad hemos puesta en común, libremente, en la primera comunidad de cerca de 500 personas, formada en Trento en los primeros meses del ‘44, los bienes espirituales y los pocos bienes materiales. Pero también las necesidades. Tal concretización, con la que se deseó imitar de alguna manera a los primeros cristianos, ha sido el primer síntoma, que nuestro Movimiento también habría tenido una expresión social. Y eso no era indiferente a quienes nos observaron. Algunos señores, en efecto, se presentaron un día en nuestro primer hogar, preguntándonos el secreto de lo que estaba ocurriendo alrededor de nosotros. Afirmaron también que cuanto vieron realizado en la ciudad de Trento, ellos lo habrían querido realizar en todo el mundo. Señalamos al Crucifijo que se hallaba sobre una pared sno era Él la causa por la que fuimos llamados a compartir entre nosotros cada cosa? Pero evidentemente aquel secreto no estaba de acuerdo a su ideología (comunista) y, siguiendo a su jefe, se fueron.

Acabada la guerra, el Movimiento empezó desde el primer momento una rápida expansión en Italia, y desde 1956 en Europa, también en la del Este, y en los otros continentes. Y todo eso se dio gracias a aquel secreto, indicado a los señores que nos visitaron tiempo atrás.

Y fue en ese secreto, en el crucifijo, que conocimos que Jesús Crucificado sufrió su máximo dolor cuando experimentó el abandono del Padre, y gritó: «Dios mío, Dios mío spor qué me has abandonado?»[154]

Hemos sido tocadas por eso y quizás por la juventud, el entusiasmo, pero sobre todo por la gracia de Dios, nos empujó a elegir como ideal de nuestra vida a Él, en su abandono, máxima expresión de su amor por nosotros, clave para recomponer la unión con Dios. Desde entonces hemos descubierto su rostro en nuestros sufrimientos más íntimas y en los de los hermanos.

A Él, que experimentó la terrible separación del Padre, lo hemos reconocido en todas las divisiones del mundo, grandes o pequeñas: aquellas entre pobres y ricos, entre las razas, entre los pueblos, entre las generaciones, en seno a la Iglesia misma, entre las muchas Iglesias; y también, en las luchas entre las religiones, y en los contrastes entre quien cree y quien no cree

Pero, y esto es importante, todas estas fracturas no nos han asustado: más bien, la elección hecha por Él, Abandonado, nos ha atraído. Y veíamos nuestro puesto justo allí donde estaban las dañinas diferencias, los desequilibrios, la desunión para concurrir a solucionarlos”[155]

Nace y se difunde la convicción de que en el Evangelio se halla la respuesta a cada problema individual y social[156].

Y es a través del amor evangélico simplificado en las premisas: amar a todos, amar por primero, amar como a uno mismo, ver a Jesús en el otro, amar a los enemigos que el espíritu del Movimiento ha penetrado entre los cristianos de otras Iglesias; es así que se ha promovido el diálogo con judíos, musulmanes, budistas, sintoísta, sikhs, fieles de otras religiones tradicionales, y es por esta vía que muchas personas de otras culturas comparten el ideal de la unidad, trabajando como parte del mismo cuerpo, salvaguardando los valores universales como la unidad, el amor, la paz, la legalidad, los derechos humanos, la solidaridad, etc.



Este estilo de vida nueva nace del encuentro con el Amor de un Padre, delante del cual se descubre la gran libertad de poder corresponder y de dejar vivir dentro de cada uno un hombre nuevo, el propio Jesús, viviendo su Palabra. Es una espiritualidad moderna que entreteje relaciones interpersonales no sólo pacificas, diría contagiosas y creativas que originan a su vez estructuras sociales y económicas al servicio de la humanidad entera.

Una nueva corriente de espiritualidad que se anticipa al espíritu del Concilio Vaticano II: la espiritualidad de la unidad; ella en efecto, no vivida individualmente, sino junto a muchas personas, tiene una importante dimensión comunitaria. Inspirada fundamentalmente a principios cristianos, evidenciando, valores paralelos en otros tipos de fe y culturas, en más de 50 años, ha suscitado una renovación espiritual y social entre más de dos millones de personas de cada edad, raza, cultura: entre los jóvenes, en las familias, en el mundo de la economía, política, cultura y arte, en el mundo eclesial entre sacerdotes, religiosos y obispos. En 182 países aglutina no solamente a católicos, sino también a cristianos de 300 Iglesias, fieles de otras religiones y personas de convicciones diferentes.

Poco a poco se desarrollaron, dentro del movimiento, 18 ramificaciones y múltiples realizaciones entre las que se encuentra el proyecto por una Economía de Comunión en la que hallan empeñadas más de 700 empresas, 23 ciudadelas de testimonio[157], 26 editoriales, periódicos de 37 ediciones en 24 idiomas, más que 750 obras sociales.

Entre este últimas son particularmente significativas los programas de desarrollo en el mundo como el proyecto de las adopciones a distancia, que alcanza a más de 9.000 niños, las obras como Bukas Palad en las Filipinas o el hospital y la escuela de Fontem en Camerún o la cooperativa agrícola Magnificat en Brasil, en nuestro país se trabaja en la atención de la escuelita del barrio “Bella Vista”, en las afueras de la ciudad de Cochabamba.

2 La composición del Movimiento de los Focolares

Por la variedad de las personas que lo componen: jóvenes y adultos, niños y adolescentes, familias y sacerdotes, religiosos y religiosas de distintas congregaciones y también obispos, aun siendo una única realidad se encuentra articulado en 18 ramas entre las que se cuentan algunos Movimientos de amplio alcance que conciernen a:

·       los distintos ámbitos sociales, con el Movimiento Humanidad Nueva

·       el mundo de la familia con el Movimiento Familias Nuevas

·       los jóvenes y los niños con los Movimientos Jóvenes por un Mundo Unido y Chicos por un Mundo Unido

·       el mundo eclesial, con los Movimientos Sacerdotal, Parroquial, de los Religiosos y de las Religiosas

En el corazón del Movimiento están los focolares (masculinos o femeninos)[158], pequeñas comunidades con un estilo nuevo, compuestas por laicos, también casados, totalmente donados a Dios según el propio estado.

Los focolares son el centro de irradiación y de convergencia de la familia del Movimiento, corazón del Movimiento en las ciudades donde se encuentran. Son centenas los focolares desparramados en el mundo, son 900 y reúnen más de 6.300 personas.

Algo importante de subrayar es que en la dirección del Movimiento está la Presidente[159], que por el Estatuto será siempre una mujer laica, asistida por un Consejo.

Las formas de inserción se dan a partir del grado de compromiso de cada persona. Se consideran miembros a los que optan por una participación efectiva asumiendo, inclusive, responsabilidades importantes en el Movimiento. Los adherentes, al contrario, comparten de la espirituali­dad y de los objetivos, pero sin asumir responsabilidades específicas; los simpatizantes son personas que abiertamente apoyan al Movimiento en sus diferentes manifestaciones sin poseer mayores vínculos.

Desde el punto de vista directivo, el Movimiento cuenta con una Asamblea General y un Centro Mundial y se articula en regiones presentes en los diferentes países, con órganos directivos propios. La colegiatura es un trazo marcante en el Movi­miento y se basa en el espíritu comunitario que distingue la espiritualidad.

El Movimiento de los Focolares es reconocido y aprobado por la Iglesia católica como una asociación privada y universal de fieles, ligado al Pontificio Concilio para los Laicos[160]. Aunque exista una predominante participación de laicos, no se puede dejar de lado el importante número de religiosos(as), sacerdotes y obispos. En este sentido, el hecho de que su presidencia sea laica y femenina es considerada bastante innovadora en la historia de la Iglesia desde el punto de vista jurídico-institucional, más si se consi­dera las circunstancias y el período histórico en el que el Movimiento fue fundado.

 3 Expansión del Movimiento

Actualmente, el Movimiento está presente en 182 países (al margen de otros seis, donde por motivos de orden político, su presencia no es oficial) y cuenta con la participación de 4 millones y medio de personas, de las cuales 2 millones son adherentes o simpatizantes.

A partir de 1943, en Trento, esta experiencia se difunde en primer lugar en Italia y después:

·       desde 1952 en Europa

·       desde 1959 en América Latina y América del Norte

·       desde 1966 en África y en Asia

·       desde 1967 en Australia

Los Centros del Movimiento están presentes en:

·       ÁFRICA
Angola, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Congo, Costa de Marfil, Egipto, Kenya, Madagascar, Nigeria, Sudáfrica, Uganda.

·       AMÉRICA
Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, EEUU, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela.

·       ASIA
China (Hong Kong), Corea, Filipinas, India, Israel, Japón, Líbano, Macao, Pakistán, Tailandia, Taiwán, Turquía.

·       AUSTRALIA Y OCEANÍA

Australia, Nueva Zelanda

·       EUROPA
Albania, Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Escocia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Malta, Grecia, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Yugoslava, Rumania, Rusia, Suecia, Suiza.




4 Las concretizaciones

En este acápite, procuraremos explicar detalladamente cada una de las expresiones concretas que el Movimiento de los Focolares tiene en el mundo, entre las numerosas concretizaciones se destacan:

4.1 En lo Cultural:

·       La Escuela Abbá:[161]

A partir de la espiritualidad de la unidad se están esbozando líneas nuevas de pensamiento teológico, filosófico y social, que ponen las bases para una cultura renovada como respuesta a la gran crisis cultural que no sólo el Occidente, sino también todas las culturas orientales están atravesando en este cambio de época hacia el Tercer Milenio.

Las líneas de esta cultura renovada están emergiendo de la Escuela Abbá, que, nacida en 1990, está compuesta por Chiara Lubich y más de 20 expertos de varias disciplinas, desde la Teología en sus varias especializaciones, a la Filosofía, al Ecumenismo, a la Política; de las Ciencias Naturales a la Economía; de la Sociología a la Sicología.

Desde 1998 participan también trescientos docentes y expertos en distintas materias , de distintos países. Esta colaboración se apoya sobre su experiencia espiritual del carisma de la unidad y sobre su experiencia profesional.

Los primeros ensayos de estas nuevas líneas culturales son publicados en la revista de cultura del Movimiento, Nueva Humanidad.

En su intervención en la UBA, Universidad de Buenos Aires (Argentina, abril 1998), Lubich dijo:

'En los últimos años nos hemos dado cuenta que está naciendo de esta experiencia evangélica personal y comunitaria, una doctrina enraizada en la eterna verdad de la Revelación, pero que desarrolla y renueva la tradición teológica.

La presencia, en el Movimiento de profesores y expertos ha sido la ocasión para abrir una Escuela, la así llamada Escuela Abbá. Se ha estudiado y se estudia la experiencia que hemos realizado en todo este tiempo, en relación con la Escritura y la gran tradición de la Iglesia.

Se profundizan también muchas intuiciones e iluminaciones que, en un tiempo no lejano al inicio del Movimiento, en el '49, parece que el Espíritu nos haya sugerido en el vasto campo de la fe.

Una novedad que parece surgir de esta Escuela es que, habiéndose comprometido los profesores a mantener siempre entre ellos la caridad recíproca, la teología que de allí surge, no sería solamente una teología sobre Jesús, sino, en cierto modo, una teología de Jesús: de Jesús presente en y entre los teólogos.

Y ya que en Jesús se recapitulan todas las realidades creadas, ésta emanaría luz también sobre las distintas ciencias'.

·       Editoriales y revistas

Ø     Las editoriales:

Città Nuova fue la primera editorial. Surgió en Italia, durante los años ‘50, para difundir la espiritualidad de la unidad. Esta expresión editorial del Movimiento de los Focolares fue, poco a poco, afirmándose en el mundo entero.

Se abrieron otras editoriales con el mismo nombre, todos comprometidos a difundir los valores propuestos por el Movimiento: buscar la fraternidad universal, dar atención a lo que lleva a la humanidad a progresar rumbo a un mundo más unido, divulgación de la espiritualidad de la unidad y de sus propuestas culturales.

Las editoriales están presentes en 26 países y, en su conjunto, publican 300 títulos por año.

Ø     Las publicaciones:

Città Nuova (Ciudad Nueva, Cidade Nova, etc.): Revista de opinión con 38 ediciones en 25 idiomas. La primera de las revistas fue la italiana, Cittá Nuova, que tiene una periodicidad quincenal.

Nuova Humanita: Revista bimestral de cultura, enraizada en el mensaje cristiano. Contribuye para el debate cultural contemporáneo en los campos de la teología, filosofía, espiritualidad, exégesis, etc.

Mondo unito: Revista joven trimestral.

Gen's: Revista bimestral de base pastoral dirigida especialmente a los sacerdotes y seminaristas, con ediciones en varias lenguas. En el Brasil, se la conoce como la revista Perspectivas de Comunhao.

Unità e carismi: Revista bimestral dirigida especialmente a los religiosos, publicada en varias lenguas.

4.2 Las Ciudadelas

Son pequeñas ciudades-boceto de una sociedad nueva, con casas, escuelas, empresas, cuya ley es el amor recíproco, la ley del Evangelio, con una consecuente comunión plena de todas sus riquezas: culturales, espirituales y materiales. Cada año los visitantes son decenas de miles.

Estas ciudadelas son 23 en los 5 continentes, cada una con sus características propias:

Gráfico Ns 7

Ciudadelas Mariápolis en el mundo

Fuente: Centro en Castelgandolfo (Roma)

La primera ciudadela, surgida en 1965 en Loppiano (Florencia), tiene características internacionales, cuenta con 800 habitantes de 70 naciones. Es un boceto de 'mundo unido', donde se expresa la creatividad de la nueva cultura planetaria que nace de la fusión de las riquezas de distintas razas y pueblos.

En Camerún, Kenya y Costa de Marfil hay ciudadelas-modelo en las que se vive la inculturación del Evangelio en las sociedades africanas.

En Brasil y Argentina con sus nacientes polos industriales, son modelos-piloto de la nueva 'Economía de comunión en la libertad'.

En Filipinas se caracteriza por el diálogo con las grandes religiones orientales.

En Alemania es ecuménica: allí conviven luteranos y católicos.

En Polonia, en el Este de Europa, es un modelo de sociedad nueva.

En las cercanías de la ciudad de Nueva York, es una ciudad-modelo de diálogo entre razas y culturas diferentes.

5 Conciencitización  para el “mundo unido”

Se la realiza a través de Congresos mundiales, realizados en Roma, transmitidos al vivo, vía satélite, por centenas de canales de televisión nacionales y regionales:

Ø     'Genfest': es un Festival Mundial de la Juventud realizado cada cinco años, desde 1975, reuniendo jóvenes de todos los continentes con el objetivo de 'Ser protagonistas del mundo unido', a través del intercambio de experiencias de vida y el lanzamiento de proyectos concretos. En 1993, los Genfest’s nacionales en diversos países reunieron a un total de 100.000 jóvenes. Patrocinado por la UNESCO, el Genfest 1995 (14.000 jóvenes de 80 países), difundido por 350 canales de televisión, dio una contribución importante a la campaña antiracista lanzada por el Consejo de Europa, y al año internacional de la Tolerancia.

Ø     El Genfest 2000, contó con la presencia de 25.000 jóvenes de más 200 países, presentes en el estadio Flaminio en Roma, este evento se realizó como parte del Jubileo de la Juventud del cual participaron 2 millones de jóvenes. En este Genfest fue lanzado el Proyecto África II, que propone hacer una nueva comunión de bienes a nivel mundial para ayudar concretamente a ese continente.

Ø     'Familyfest': para las familias, el último, en 1993 (14 mil participantes, de 87 países) con el patrocinio de la ONU. Este congreso, con conexión two-ways, vía satélite con otros 7 congresos en todos los continentes, fue transmitido en mundo visión por 314 canales de televisión. A través de esta manifestación, Chiara Lubich impulsó a las familias a ser educadoras de la paz e a se tornarem modelos para a inteira família humana.



Ø     'Supercongresso Gen 3': para los adolescentes, el último, en mayo de 1997, reunió a 8 mil adolescentes, de más de 180 países, y tuvo por por título: 'Mundo del 2000, mundo de unidad', patrocinado por la UNESCO y por el Ministerio de Instrucción Pública Italiana. En junio del 2002 se realizará una nueva versión de este encuentro y se espera la participación de 16 mil personas.



[148] Cf. Ecl.1, 2

[149] GALLAGHER Jim, Chiara Lubich, Uma mulher e sua obra, Ed. Cidade Nova, Sao Paulo, 1998, p. 20

[150] Cf. Mt 7,7; Lc 11,9

[151] Cf. Lc 6,38

[152] Cf. Jn 17, 21

[153] Trecho del discurso de Chiara Lubich, en la entrega del Doctorado Honoris Causa en Economía a su persona, por la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Piacenza (Italia) el 29 de enero de 1999.

[154] Cf. Mt 27, 46

[155] Op. Cit. GALLAGHER, P. 24

[156] LUBICH Chiara, Resurrezione di Roma, en Nuova Umanità, XVII 1995, pp. 5-8.

[157] De las cuales nos referiremos más adelante

[158] Como un Arco Iris, Ed. Ciudad Nueva, Buenos Aires, p. 40

[159] Op. Cit. GALLAGHER, p. 191

[160] Op. Cit. GALLAGHER, p. 133

[161] Op. Cit. Como un Arco Iris, p. 587. Texto de Marisa Cerini

Scarica gratis Chiara lubich y el movimiento de los focolares
Appunti su:







Accedi al tuo account
Scarica 100% gratis e Invia appunti, tesine, riassunti

Registrati ora Password dimenticata?
  • Appunti superiori
  • In questa sezione troverai sunti esame, dispense, appunti universitari, esercitazioni e tesi, suddivisi per le principali facoltà.
  • Università
  • Appunti, dispense, esercitazioni, riassunti direttamente dalla tua aula Universitaria
  • all'Informatica
  • Introduzione all'Informatica, Information and Comunication Tecnology, componenti del computer, software, hardware ...

Appunti Tedesco Tedesco
    Tesine Portoghese Portoghese
    Lezioni latino latino