Appunti per Scuola e Università
Umanistiche
Appunti e tesine di tutte le materie per gli studenti delle scuole medie riguardanti le materie umanistiche: dall'italiano alla storia riguardanti le materie umanistiche: dall'italiano alla storia 
Scientifiche
Appunti, analisi, compresione per le scuole medie suddivisi per materie scientifiche, per ognuna troverai appunti, dispense, esercitazioni, tesi e riassunti in download.
Tecniche
Gli appunti, le tesine e riassunti di tecnica amministrativa, ingegneria tecnico, costruzione. Tutti gli appunti di AppuntiMania.com gratis!
Appunti
umanistiche
Bambini Comunicazione Comunicazioni Ecologia ambiente Educazione pedagogia
Etica moralita Francese Gioco Grammatica Inglese
Latino Letteratura italiano Personalita Portoghese Risorse umane
Sociologia Spagnolo Storia Tedesco


AppuntiMania.com » Umanistiche » Appunti di Comunicazione » La comunicación organizacional: formas y relaciones

La comunicación organizacional: formas y relaciones




Visite: 668Gradito: [ Medio appunti ]
Leggi anche appunti:

La comunicazione - TESINA


La comunicazione Diritto: 1.   Art. 21 della Costituzione

“la comunicazione” - tesina


“LA COMUNICAZIONE” TESINA   INTRODUZIONE La

Gli intellettuali e la societÀ di massa


GLI INTELLETTUALI E LA SOCIETÀ DI MASSA Di fronte alla massificazione della



Scarica gratis La comunicación organizacional: formas y relaciones

La comunicación organizacional: formas y relaciones

Hemos evidenciado que las formas de comunicación organizacional más utilizadas dentro de la Economía de Comunión (EdC), es decir en la empresa analizada, son la comunicación interpersonal y la grupal.



La comunicación interpersonal, entendida como diálogo, es de suma importancia para la construcción de la realidad de comunión, y su introducción representa una novedad como forma de comunicación en la cultura del dar.

De este razonamiento vemos que la comunicación es preponderante en el comportamiento del hombre nuevo para la renovación de las estructuras económicas y sociales en las empresas, hecho que caracteriza a la EdC.

Viene en evidencia la importancia de la comunicación como soporte de las relaciones sociales humanas especialmente en el desarrollo de las relaciones interpersonales inspiradas en los principios de la EdC, en las cuales, aunque no se descuida el nivel de contenido, éste es secundario a la relación de comunión que se pretende crear.

En este sentido, existe en las personas que participan de esta experiencia de comunión una tendencia a definir conscientemente la naturaleza de la relación, más allá del contenido en sí, de manera que la comunicación se optimice en función de alcanzar una plena comunión.

Vimos que según Blake y Haroldsen[219] la comunicación interpersonal es aquella cara a cara, y dentro de la EdC, es la que más se prioriza, porque las relaciones comunicacionales en su mayoría son de este tipo.

Paulatinamente y en la medida que interioriza los valores del hombre nuevo, la persona modifica su conducta y su actitud en función de los demás, se habitúa a esta comunicación interpersonal, y a partir de ello, se puede comenzar a vislumbrar cuanto el principio de solidaridad social se halla presente dentro de esta forma comunicativa.

Sin embargo, es vital recalcar, que la comunión no es sólo una actitud personal, es una sobre todo una realidad construida sobre las relaciones interpersonales guiadas por esa visión.

Es decir, una acción orientada en este sentido demanda una respuesta para genera una realidad interpersonal de solidaridad que sólo se realiza en la reciprocidad.

Es por esta razón que, en la EdC, el nivel de contenido de la comunicación se ve supeditado al nivel relacional, que expresa la actitud del hombre nuevo orientada hacia el otro y su intención de generar una realidad de comunión.

La comunicación interpersonal que se sucede en la EdC se trata de una experiencia de comunión activa, participativa y principalmente genera un verdadero diálogo en comunión, que se logra en el intercambio recíproco, en el cual el Emisor y el Receptor hacen la experiencia de “hacer el vacío” y “hacerse uno”, propios de la cultura del dar, que tiene gran relación con la interrelación biunívoca, propuesta por Pasquali[220].

A partir de esta forma de comunicación, en las relaciones interpersonales la persona pone en práctica la propuesta de comunión, la experimenta, la incorpora, la traduce en acciones  concretas, la expresa y socializa. El hombre nuevo es esencialmente solidario, porque pone en comunión su comunicación.

Por su parte, la comunicación grupal en la EdC, difiere de la comunicación interpersonal simplemente en función al número de personas que participan de la acción comunicativa, en el caso de la FEMAQ, los grupos representan los sectores de trabajo.

Lo que debemos subrayar es la importancia del diálogo que se sucede en cualquiera de estas dos formas de comunicación, porque permite racionalizar las acciones personales en función reorientar las relaciones y la misma conducta personal y grupal en función de mantener esta realidad de comunión.

Por ello es que hemos planteado el modelo comunicacional de Kaplún[221] en función del “Emirec”, que nos parece es el modelo comunicacional que se reproduce en la EdC, en todas sus formas de comunicación.

Las relaciones horizontales y verticales, surgen a partir de esta relación de “Emirec”, en la práctica, dentro de las empresas de EdC, no existen jefes, ni subordinados, simplemente compañeros de trabajo que cumplen su función dentro de la empresa.

Es fundamental resaltar el respeto que existe en todas estas relaciones que se desarrollan dentro de las empresas de EdC, entre los funcionarios sin importar el grado de instrucción, ni el trabajo que se realiza, el respeto es el mismo.

Este mismo respeto se manifiesta en la diferencia salarial que existe entre los funcionarios más preparados con los que no tuvieron la oportunidad de estudio, los salarios menores son altamente superiores a los de la media brasilera, y los de los mayores están de acuerdo con los parámetros profesionales.



Por lo tanto, puede afirmarse que existe una comunión, como una relación solidaria supra-personal originada en las relaciones interpersonales, que son fundamentalmente comunicacionales, y es ese el objetivo último de la comunicación entre hombres nuevos; por ello es posible dejar de referirnos a las relaciones horizontales o verticales.

En todo caso, podríamos referirnos a que las relaciones que se suceden en una empresa cualquiera, no son las mismas que las que se desenvuelven dentro de una empresa de EdC, por la mediación de la solidaridad que existe.

La práctica de la cultura del dar, que es esta red de relaciones básicamente interpersonales, que se circunscribe en lo que Nosnik[222] plantea de la comunicación organizacional, define y tipifica la organización de una empresa que adhiere al proyecto de EdC, otorgándole coherencia a la cultura institucional y a otras modalidades de comunicación intergrupales, como se ha visto en el estudio de caso.

Las relaciones en la cultura del dar aplicada a las organizaciones desembocan en un diálogo abierto, libre y constante que es vital para el desarrollo de estas relaciones.

La comunicación organizacional en comunión es esencial en el proceso educativo de la EdC, tanto al interior como al exterior de la empresa, porque la formación del hombre nuevo es fundamentalmente vivencial.

Esta experiencia, genera la conciencia crítica de la realidad, de tal manera, que quien la vive no queda indiferente frente a las necesidades de los demás, comprometiéndose activamente en el trabajo de transformación de su medio, y logrando así, soluciones reales.

Principio de Solidaridad Social

El hombre nuevo, hace vivo el Principio de Solidaridad Social a través de la comunicación, esto se sustenta en que la comunicación apunta a una acción solidaria, significa “volver común”, “repartir”, “compartir”, como lo ha manifestado Laan Mendes De Barros[223].

Esto lo comprobamos, primero, porque el hombre nuevo, realiza una experiencia de comunión consciente y motivada por el deseo de realización en una “dimensión no material” dirigida hacia “el otro”, en este sentido, es un imperativo para él conocer e informarse de la realidad de los otros; segundo, porque su misma conducta al orientarse hacia los demás, adquiere un significado para él y para los demás.

Es en este Principio de Solidaridad Social que la experiencia de comunión se manifiesta y se fundamenta en las relaciones interpersonales; vimos que toda acción comunica, porque es una experiencia consciente, motivada por un sentido mayor que la acción misma, por el deseo de realización en una dimensión no material, que exige el constante uso de la voluntad y de la creatividad que se traducen en una conducta que refleja este sentido.

La solidaridad, por lo tanto, adquiere un significado tanto para quien la realiza como para quien está dirigida la acción, pues, todo aquello a lo cual la gente logra dar un significado puede ser utilizado, y lo es, por la comunicación.

Hemos comprobado que toda acción, toda conducta, hasta el ambiente, tanto interno como externo, comunican.

Esto es más evidente en la EdC, puesto que la conducta está orientada hacia el “otro”, conducta que lo interpela y le invita a abrirse a una comunicación sin barreras.

Como afirmamos el Principio de Solidaridad Social, se trata de que la experiencia de comunión, no sólo se realiza a través de una orientación individual bajo esta visión, sino se realiza en la plena reciprocidad, por esta razón, la acción del hombre nuevo implica un compromiso personal, pero al mismo tiempo propone una relación de solidaridad y por ello demanda una respuesta en este sentido.

Este interés, de dar y satisfacer las necesidades de los otros, gobierna la acción del hombre nuevo y se legítima luego por sus ideales, los mismos que, como en este caso, se constituyen en estímulos prácticos para su acción en su relación fundamental de estar-con-otros y estar-en-el-mundo.

La comunicación organizacional en la FEMAQ

En la FEMAQ se comprueba el desenvolvimiento de un sentido de compromiso grupal sobre lo que se pretende construir y cómo hacerlo.

Para tal efecto se ha pasado de la relación funcional en los grupos de trabajo a relaciones de participación de manera que se impulse a cumplir con las aspiraciones más hondas, utilizando la comunicación informal libre y franca como estrategia para creación de confianza y credibilidad en la propuesta.

Esto ha creado un sentimiento colectivo de aceptación al propósito de la FEMAQ, que surge de una profunda reflexión colectiva, llevada a cabo en un grupo reducido de dirección que crea una dinámica de comportamiento que luego se difunde a través de procesos continuos de comunicación interpersonal franca y abierta, a través de redes informales que son las que provoca cambios culturales y funcionales.




La comunicación organizacional en la FEMAQ es altamente efectiva, y por sobre todo solidaria, esto va de acorde con el grado de compromiso que todos los trabajadores tienen con la empresa.

Este grado de compromiso, va más allá del interés grupal y personal, se traduce en un compromiso con el cambio social, todos los funcionarios conocen los fines de la FEMAQ como empresa de EdC, y participan de ellos de manera activa y fraterna.

            Podemos afirmar que el éxito de la FEMAQ primero como una empresa cualquiera, y segundo como una empresa que se adhiere a la EdC, se basa fundamentalmente en la comunicación organizacional, tanto en sus formas y relaciones.

            La FEMAQ tiende a las relaciones horizontales, y esta práctica es el resultado de poner en práctica la solidaridad por encima de las relaciones laborales o comerciales.

            La comunicación masiva, como forma de la comunicación organizacional es muy pobre, quizás sea allí donde se deba trabajar más.

Creemos que hemos identificado y detallado claramente las formas y las relaciones de comunicación organizacional que se desarrollan dentro de la FEMAQ, y podemos concluir con que se cumple fielmente, dentro de la empresa con los postulados de lo que debería ser una empresa de EdC, no sólo desde la gestión empresarial, o desde la perspectiva económica, sino también desde la comunicacional.

Economía de Comunión

sEs factible la realización de esta propuesta? Como quiera que la formación de empresas de Economía de Comunión son producto de la mentalidad del hombre nuevo, la realización  de  esta  propuesta dependerá de la existencia de personas emprendedoras, empresarios, con esta mentalidad.

Si cualquier ciudadano común mirase a su alrededor, es muy probable  que este emprendimiento le parezca irrealizable, y quizás tenga razón porque se desenvuelve en un medio donde la corrupción esta institucionalizada, donde se viven serias diferencias sociales y económicas, donde la incertidumbre, la desesperación y el hambre son, irónicamente, el “pan de cada día”.

Sin embargo, por esta misma razón algunas personas habrán de recoger esta propuesta, y “hacer carne esta utopía”, y con seguridad que otras más tarde viendo sus frutos, también la adoptarán.

Desde nuestra óptica es la opción más inteligente. De hecho en el transcurso de los próximos años cualquier empresario que se considere como tal, constatará, como ya lo han hecho en otros países, especialmente en el Japón, que si desea continuar compitiendo deberá cuidar más del capital humano con el que cuenta su empresa.

En otras palabras, de esta decisión, dependerá su existencia.  Ahora bien, la óptica no economicista de la EdC es más atractiva, porque se dirige a un desarrollo humano integral, y consecuentemente las personas que trabajan en ella amplían sus capacidades y se realizan tanto profesional, económica, como humana.

La conformación de empresas de EdC pueden constituir un mecanismo alternativo que viabilice el desarrollo del ser humano, en su generalidad, al suscitar en su interior comportamientos cuyo impacto no resulten únicamente en un mejoramiento más equitativo del bienestar material de sus miembros y otras personas, que se traducen en mejores niveles de: crecimiento económico, educación, salud, participación, seguridad y sostenibilidad, sino también, en la expansión de sus capacidades contribuyendo a su realización personal.

La empresa de EdC presenta un aporte válido para una redistribución equitativa de la renta a través de la empresa misma, al considerar la ayuda a los sectores económicamente marginales de la sociedad como parte de su estructura esencial, yendo un paso adelante del asistencialismo; la filosofía inherente a este tipo de empresas intenta crear entre los miembros de la empresa una conciencia en bien de la sociedad entera.

Se ha constatado por la experiencia empíricas en este tipo de empresas, que este modus operandi tiene una serie de repercusiones favorables sobre las mismas, como la motivación del personal, el establecimiento de relaciones con los clientes internos y externos de la empresa (incluida la competencia), basadas en la confianza y el apoyo mutuo; factores que constituyen un verdadero “capital intangible”, una fortaleza para la empresas que les permite ser rentables y duraderas.

La experiencia analizada en la FEMAQ S.A. permite verificar esta situación, sus empresarios la dirigen con una mentalidad nueva que administra la estructura productiva colocándola al servicio del ser humano.

El comportamiento del hombre nuevo que construye esta mentalidad por detrás de este tipo de empresa, permite introducir elementos que van más allá de las limitaciones de la economía convencional e invitan a repensar la ciencia económica y las otras ciencias, que como la comunicacional hacen parte del conglomerado social.

Sin duda alguna, esta propuesta abre las puertas hacia un quehacer económico más humano, más solidario y más provechoso, que va más allá del aspecto material y se reencuentra con dos preguntas fundamentales que la configuraron desde su inicio; scómo hay que vivir? y squé es lo mejor para el hombre?

Es importante puntualizar, que si como sociedad nos proponemos salir del subdesarrollo, dependerá de los actores sociales que hacen a las instituciones.  Sería muy interesante, por ejemplo, que las universidades se constituyan en espacios donde surja esta nueva mentalidad, o cualquier otra, pero que no sea el lugar donde se consolide la vieja y cuestionada estructura.

La sociedad solidaria, actualmente en conformación, será resultado de las actuales acciones individuales de cada ser humano, orientadas a los demás; consideramos que ya no es posible ser un simple espectador y esperar que las cosas mejoren sin el protagonismo del propio ser humano.

A medida que más personas amplíen su estado de conciencia y alcancen el comportamiento del hombre nuevo, una cultura del dar reemplazará a la cultura del “tener” y las estructuras que se creen y administren posibilitarán un mayor nivel de armonía en la sociedad. Pero reiteramos, el cambio comienza por uno.



            En la experiencia de la cultura del dar el ser trasciende su propio yo para donarse a los demás y  realizarse como persona. Es la realidad que construyen la empresas de EdC en diferentes países.

De esta manera el ser humano pasa de una concepción individualista a un comportamiento de persona en comunión, creando una realidad comunitaria  donde existe equidad, solidaridad y justicia, pues ésta mentalidad del dar penetra y transforma las estructuras sociales, políticas y económicas.

En la cultura del dar se supera el asistencialismo y la benevolencia, porque logra la comunión de personas, para donarse y compartir en la dignidad, la libertad y la reciprocidad, tanto de los bienes materiales, como las necesidades, capacidades y talentos.

Consideraciones finales

            La EdC no es una utopía, es la realización de los sueños que están flotando por ahí, pone en cuestionamiento el actual sistema económico y rescata al hombre como el autor, el centro y el fin de la economía.

            No basta ser contestón, es decir, afirmar que todo está mal y que se debe cambiar, hay que se contestatarios, enfrentar al problema desde la raíz; el hombre tiene la capacidad innata de hacerse cargo de su vida y su destino, es un ser en continua búsqueda de soluciones, y la EdC, es una solución estructural para todos los desequilibrios sociales.



[219] Op. Cit. FERNÁNDEZ, p. 63.

[220] Op. Cit. Pasquali, p. 49

[221] Op. Cit. WATSON, p. 50

[222] Op. Cit. FERNÁNDEZ, p. 180.

[223] Op. Cit. FERNANDES y MENDES DE BARROS, p.11.

Scarica gratis La comunicación organizacional: formas y relaciones
Appunti su: content,







Accedi al tuo account
Scarica 100% gratis e Invia appunti, tesine, riassunti

Registrati ora Password dimenticata?
  • Appunti superiori
  • In questa sezione troverai sunti esame, dispense, appunti universitari, esercitazioni e tesi, suddivisi per le principali facoltà.
  • Università
  • Appunti, dispense, esercitazioni, riassunti direttamente dalla tua aula Universitaria
  • all'Informatica
  • Introduzione all'Informatica, Information and Comunication Tecnology, componenti del computer, software, hardware ...

Appunti Amministratori Amministratori
Tesine Marketing Marketing
    Lezioni Logica Logica